Artículos

 

El Ciberacoso, un fenómeno que siempre daña nuestras vidas

El ciberacoso, (a diferencia del ciberbullying, el acoso digital entre menores de edad) es un tipo de hostigamiento que no está relacionado con la edad, que puede permanecer con el tiempo y lo sufren en su mayoría los adultos. Éste fenómeno daña vidas diariamente y puede estar muy cerca de nosotros, no importa si somos quienes lo sufrimos, conocemos a quien lo sufre o si somos generadores sin darnos cuenta.

Cuando vemos un meme que tiene la imagen física de una persona, ¿Nos detenemos a pensar si al compartirlo le estaremos ocasionando algún daño?

El caso del Licenciado Valeriano

El Lic. José Francisco Valeriano, siendo un profesionista cabal, respetado por sus clientes y conocidos, aprendió en menos de 12 horas, que la fama, comúnmente buscada en medios digitales por unos y otros, no es como la pintan y en su caso, pudo haber terminado abruptamente con su carrera.

Un buen día, sin aviso alguno, la imagen del Lic. Valeriano se viralizó.

Todo comenzó a partir de una foto “ordinaria” (hasta ese momento) en la que se podía ver a Francisco Valeriano con su equipo de trabajo posando en la oficina y con un cuadro de fondo. En ese cuadro, que le había regalado uno de sus clientes al no tener cómo pagarle sus servicios legales, había referencias gráficas de una reconocida marca de ropa, asociadas con sus iniciales: “LV” lo cual podría suponer que el despacho había “adaptado” el logotipo de la marca de ropa, como suyo, sin ningún tipo de permiso.

De forma casi inmediata, surgieron memes y publicaciones de mofa. El Lic. Valeriano fue conocido en un instante por los seguidores más activos en redes sociales, quienes no dudaron en cuestionar la credibilidad de sus acciones como abogado. Todo mundo asumió que el despacho lucraba con el cuadro y sin ninguna consideración y en sólo horas, las burlas y amenazas llegaron a la vida de Francisco, para nunca desaparecer: “A 2 años de que se viralizara ese meme, puedo afirmar que el ciberacoso no ha parado”, afirma el Lic. Valeriano.

Las burlas iniciaron en sus redes sociales, en cuestión de horas el tema ya era conocido en todo el país y al día siguiente había trascendido las fronteras. Al principio eran sólo desconocidos, después Valeriano detecto a pseudoamigos y familiares participando en la difusión de los chistes y dando fuerza a la viraización.

Las amenazas trascendieron, recibió llamadas de amenazas en su despacho, a su domicilio lo visitaron presuntos representantes de la marca de ropa con la intención de extorsionarlo, personas que no habían tenido comunicación con él desde hace décadas lo buscaron para intentar desmentir, sin escrúpulos, chismes de todo tipo.

Francisco Valeriano tuvo que pasar por una etapa de aislamiento voluntario. Llegó a tener miedo de salir a la calle, le aterraba pensar que todos lo iban a reconocer y no sabría como reaccionarían. Podría ser que sólo se burlaran de él, pero temía que alguien pudiera atacarlo por toda la alteración que sufrió el tema.

Hasta este momento ¿Estamos siendo empáticos?

No podemos limitarnos a hablar de prevención sin detenernos a conocer los casos que, como seguidores de redes sociales, han cobrado importancia. ¿Cómo podríamos demostrar nuestra empatía y solidaridad ante casos como el del Lic. Valeriano en donde no podemos ver ni tocar físicamente a los afectados?

Podríamos comenzar por comprender que cualquiera de nosotros, en cualquier momento y por cualquier motivo, también podríamos terminar siendo víctimas de la viralización a través de medios digitales.

Conoce a través del siguiente video, la primera parte de la historia del Lic. Valeriano, en la que nos cuenta cómo fueron los inicios y los alcances del daño psicológico, personal y profesional que padeció debido al ciberacoso.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Idioma

Creative Commons

ccommons

Twitter