Artículos

EL SITIO SOBRE ACOSO ESCOLAR DE HISPANOAMÉRICA

bull505 regresoaclases

Primero queríamos escuchar la voz de una madre para indagar en sus preocupaciones con respecto a la seguridad de sus hijos en el entorno escolar, y nos encontramos con la de la señora G. Ella tiene tres hijos; el mayor es un joven de 17 años; le siguen dos hermanitas, una de 11 y otra de 8, quienes son estudiantes de primaria. “Me preocupan más el robo de niños o secuestro, las drogas y también las amenazas por Internet”, nos dice.

Le preguntamos por qué, y nos respondió: “porque donde yo vivía antes (Texcoco, Estado de México), cuando mi hijo estudiaba en secundaria, estaban robando niños. Sobre las drogas, porque él tuvo este problema; ya salió de eso, pero lo vivimos. Y las amenazas por Internet, porque este año el tío de una compañera de mi niña de 11 años comenzó a enviarle mensajes con contenido sexual. Pero mi hija todo me platica, así que lo bloqueamos, pusimos la denuncia, cambiamos el teléfono y no siguió molestando”.

La maestra Denisse Holguín tiene cinco años impartiendo clases en diferentes escuelas públicas en el estado de Chihuahua. Sobre las amenazas más comunes percibidas, compartió su experiencia. “He trabajado en zonas urbanas y también rurales. En las urbanas se detecta mucho la violencia entre ellos, juegos muy bruscos y pesados que pueden afectarlos, por lo general de los más grandes a los más chiquitos. En el contexto rural no se ve tanto esa violencia, pero sí existe una agresión verbal, entre ellos se dicen malas palabras, pero no pasan más allá”.

Ana Isabel Salamanca da clases de danza regional desde hace 15 años en escuelas del sector privado y aporta: “Creo que el bullying está en primer lugar, seguido de instalaciones no aptas. Al salir de clases, puedo mencionar que el mal control de entradas y salidas es un riesgo, también la ubicación del colegio, por ejemplo, si está en avenidas muy transitadas; y otro es la compra de alimentos fuera de las escuelas, ya que se ha sabido que muchas veces hay drogas”.

Ante amenazas comunes
Pueden ser muchos los peligros a los cuales se pueden enfrentar tus hijos en el contexto escolar. En EL UNIVERSAL queremos centrarnos en algunos con enfoque preventivo.

Bullying o acoso escolar
Reyna Monjaraz es directora general de Fundación en Movimiento (fundacionenmovimiento. org.mx), dedicada a ejercer acciones para prevenir y erradicar el bullying o acoso escolar. Para tener una mejor comprensión de la gravedad del asunto, nos refirió que México ocupa el primer lugar en el mundo en casos de bullying : siete de cada 10 niños es víctima de este tipo de acoso y 59% de los suicidios de niños y jóvenes en edades entre 10 y 13 años ocurren como causa de acoso escolar.

Aclara que el bullying es un hecho de violencia constante o repetido, contra la misma persona y con intención de dañarla. La exclusión es el tipo de bullying que más reportan: “Le debemos prestar atención porque se excluye por todo, por el color de piel, porque usa lentes, es más alto, es el más inteligente, vive fuera de la ciudad…”.

Otros tipos de acoso son el verbal, agresión con groserías, apodos, insultos o inventan chismes; el bullying físico, golpes, empujones, jalones, además de robo o daño de pertenencias, como ropa, mochila, útiles escolares, incluso robo de su dinero o comida; y bullying sexual, el cual se puede manifestar con comentarios homofóbicos o machistas, tocamientos en ciertas partes corporales como piernas, glúteos, zonas íntimas, besos robados. Advierte Monjaraz que todo esto causa graves daños psicológicos y emocionales.

“Cuando se tiene el reporte de que el hijo está recibiendo el acoso escolar, es importante que le crean al niño. Primero deben escucharlo sin interrumpir y darle credibilidad a sus palabras, ya después se investigará qué es lo que está sucediendo. Lo segundo es no regañarlo, no decirle cosas como ‘no seas tonto’o‘no te dejes’, pues no pone un alto porque tiene miedo y no sabe cómo. Luego deben ir con las autoridades de la escuela y decir qué es lo que está pasando”.

Monjaraz aconseja a los padres que: “enseñen a sus hijos la importancia del respeto hacia ellos mismos y hacia los demás, y el amor por la vida. Además, que consideren que cualquier conducta que los niños reflejan ya en sociedad y dentro de los salones de clases es aprendida en casa. Es una invitación a prestarles atención y a darles cariño y amor desde chiquitos; a acercarse y a ganarse su confianza, a escucharlos y darles credibilidad”.

*Artículo publicado en el suplemento "Regreso a Clases" de la versión impresa de El Universal, el pasado 14 de agosto de 2019

Descarga el artículo completo

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

undefined

Idioma

Tienda

Creative Commons

ccommons

Twitter